¿Cómo romper las barreras que nos impiden cumplir nuestros objetivos?
Cada día nos enfrentamos a malos hábitos que impiden u obstaculizan nuestra capacidad para lograr objetivos. La realidad es que identificarlos y modificarlos es más fácil de lo que crees.
Alejandro Islas | 25 nov. 2020

Uno de los principales retos en nuestros trabajos y vidas personales es lograr cumplir nuestros objetivos a corto, mediano y largo plazo. Es muy común que nos enfrentemos a la problemática de no lograr cumplir nuestras tareas y objetivos debido a nuestra incapacidad para definir de forma clara, acotada y medible las actividades que necesitamos realizar para poder cumplir estos objetivos.

En este artículo les compartiremos algunos de los errores más comunes que minan nuestra capacidad para cumplir objetivos y les daremos algunas recomendaciones para romper con los malos hábitos.

Principales impedimentos

Objetivos vagos

Muchos cometemos el error de no acotar o definir correctamente cada uno de nuestros objetivos. Solemos describirlos de formas muy generales o sin definir las métricas o resultados que nos den una pauta clara de su avance o cumplimiento. Nuestra recomendación es evitar aterrizar objetivos que sean muy generales y que no contengan logros o tareas específicas que sean claves para el cumplimiento del objetivo general. Si te interesa conocer un poco más sobre cómo aterrizar objetivos y tareas de una forma simple clara, lee nuestra pieza de contenido sobre OKRS.

Objetivos medibles

Otro de los errores más comunes es no crear objetivos con métricas o pautas de cumplimimento. Esto pasa cuando los objetivos carecen de una medida que nos permita entender de qué punto estamos partiendo, cuánto hemos avanzado y qué tan cerca estamos de lograr nuestro objetivo. La próxima vez que identifiques un objetivo en tu vida o trabajo, define qué métrica o checks te pueden ayudar a monitorear tu avance.

Objetivos inalcanzables

En nuestro afán por cumplir objetivos, muchas veces perdemos de vista nuestra capacidad o competencias actuales. Esto nos lleva a ponernos metas casi imposibles o que requieren esfuerzos titánicos. Nuestra recomendación es no perder de vista nuestro punto de partida y nuestra capacidad para enfocarnos en el objetivo en cuestión sin descuidar otras tareas u objetivos que tengamos a la par.

Objetivos a largo plazo

Muy de la mano del impedimento anterior, otro mal hábito es el sólo enfocarnos en objetivos a largo plazo. Hacer esto puede complicar nuestra cotidianidad porque nos obliga a enfocarnos en un macro objetivo que requiere esfuerzos grandes o tareas para las que aún no estamos preparados (o que ni hemos identificado aún). Por eso es mejor aterrizar objetivos a corto y mediano plazo que podamos desglosar en tareas específicas y que sean tengan un impacto en el cumplimiento de objetivos a largo plazo.

Objetivos no registrados

El siguiente error podría parecer algo sumamente simple, pero es algo en lo que muy fácilmente podemos caer. ¿Cuántas veces no hemos pensado en un objetivo o tarea que queremos lograr, pero al final del día se nos olvida porque no lo registramos en alguna libreta o aplicación? Probablemente te haya pasado al menos una vez. Registrar tus objetivos te permitirá tenerlos siempre a la vista, monitorear su avance y mantener el enfoque en las cosas que sabes que son importantes para ti.

Cómo Julieta soluciona estos impedimentos

Una de las principales bondades de Julieta es su enfoque en temas de productividad a través del registro, monitoreo y cumplimiento de compromisos.

  1. Registro: al inicio de cada día, Julieta te preguntará a través de WhatsApp ¿cuál es el principal compromiso que quieres cumplir en tu día? Si deseas registrar más tareas o compromisos, sólo tienes que ingresar a tu perfil de productividad en la plataforma de Julieta desde tu smartphone, tablet o computadora.
  2. Monitoreo: en el transcurso de tu día, visita Julieta para no perder el enfoque de los principales compromisos y tareas de tu día. Tener esa lista presente te permitirá evitar llegar al final del día sin olvidar alguno de tus compromisos por haberle destinado más tiempo o atención a una tarea que no era tan importante.
  3. Cumplimiento: al final de tu jornada, Julieta volverá a contactarte por WhatsApp para preguntarte cómo te fue con tu principal compromiso del día. Cada compromiso o tarea que cumplas te ayudará a ser más productivo, volverte más consciente del uso de tu tiempo y obtener puntos con los que podrás ganar premios en los retos de Julieta a través de WhatsApp.

Julieta es una gran herramienta para el cumplimiento de tus objetivos, además de que te permitirá tener un registro histórico de cómo te ha ido con el cumplimiento de tus compromisos a lo largo de los últimos días, semanas y meses.

Si te gusta nuestro contenido y quieres empezar a crear hábitos productivos, ¡únete a nuestra comunidad!

Da clic en este link desde tu móvil para tener acceso a Julieta en WhatsApp, la asistente que te ayudará a balancear tu día aumentando tu bienestar emocional y tu productividad.

Whatsapp
Balancea tu día con julieta en tu Whatsapp
Probar ahora
¡Compartir artículo!
¡Suscribete al newsletter y conoce más sobre como construir habitos productivos.

Contenido relacionado
Imagen mujer
Con julieta recupera hasta 7.5 horas a la semana y toma el control de tu tiempo.
En una empresa los equipos gastan alrededor de 60 horas en reuniones al mes y de este tiempo solo el 50% es productivo.
Imagen hombre